sexta-feira, outubro 26, 2012

MIL AÑOS ATRÁS



hace mil años
te dije
que tus ojos
eran tristes

ahora
tu sonrisa
evapora el desierto

me falta por ver
si tras la noche
aún eres esfinge


Frantz  Ferentz, 2012

2 comentários:

Marina disse...

¿Por qué siempre sonrío cuando leo tus poemas?
Claramente no soy esfinge.
Besos

Frantz Ferentz (Xavier Frías Conde) disse...

Eres mejor que una esfinge :-)